sábado, 15 de abril de 2017

Novedades editoriales abril 2.017

Con un poco de retraso, lo sé, pero aquí os traigo por fin las novedades editoriales correspondientes al mes de abril de 2.017. Veamos qué nuevo se cuece en el panorama literario actual...


'El encanto', Susana López Rubio. Editorial Espasa. 19,90 €
Esta es, con diferencia, la novela que más me apetece leer de todas las que salen publicadas este mes. La he visto anunciada por todos lados, y me encanta desde la portada, pasando por el título y obviamente la sinopsis. No he leído reseñas sobre ella y sinceramente lo que me apetece es enfrentarme a la lectura a ciegas. Y a ver qué pasa. Una novela que leeré sí o sí, pase lo que pase, en algún momento, esperemos que más pronto que tarde.

'La chica de antes', J. P. Delaney. Editorial Grijalbo. 19,90 €
Otro título que he visto en varios blogs y que también llama mi atención. Por la sinopsis, parece ser un thriller entretenido, uno de esos page-turner que tan bien vienen en esta época. No he leído ninguna reseña sobre el título, al igual que en caso anterior, preferiría enfrentarme a la lectura a ciegas y sin que ninguna otra opinión me haya condicionado, tanto para bien como para mal. Seguramente termine leyéndolo, pero no tengo tanta prisa ni tanta urgencia como en el caso anterior.

'La pluma dorada', Sonia Galdós. Ediciones B. 21 €
A diferencia de las dos novelas mostradas anteriormente, con este título no querría jugármela: primero leería varias reseñas sobre la obra, y después ya me pensaría si la leo o no. Y esto es debido a que la sinopsis me resulta atractiva, pero he leído tantas obras que parten de premisas parecidas que me da miedo que sea más de lo mismo, o algo peor. Por lo tanto, no descarto leerla, pero todo va a depender de circunstancias externas a mi o a la propia novela. Ya veremos...


De momento, estas son las novedades más reseñables, seguramente me esté perdiendo algunas por el camino, pero es lo que tiene llegar algo tarde. ¿Habéis leído alguna de ellas? ¿Me recomendáis alguna más que no haya incluido aquí? Muchas gracias por leerme y con esta sección me despido hasta el próximo mes.

miércoles, 12 de abril de 2017

El otro hijo, Sharon Guskin







Suma de Letras, 2.016
Premios: ninguno.
Precio: 19,90 €
Adquisición: préstamo.









La autora

Sharon Guskin se graduó en Yale University y en la Columbia University School of Arts. Además de esta novela ha escrito guiones y ha producido documentales. Comenzó a investigar sobre las ideas que ha vertido en este libro a partir de su experiencia trabajando en un campo de refugiados en Tailandia y, posteriormente, como voluntaria en un orfanato tras el nacimiento de su primer hijo. Vive en Brooklyn con su familia y su primera novela publicada es 'El otro hijo'.

Sinopsis

Janie sabe que con su hijo Noah nada es fácil. Por las noches sufre pesadillas tan espantosas que incluso ella se asusta. Hasta que un día Janie recibe la llamada del colegio para que vaya a recogerlo de inmediato. Y la vida se para. Para el psiquiatra Jerome Anderson la vida tal y como la conocía también se ha detenido. Ha dedicado su vida a buscar algo más allá de lo que todos pueden ver o percibir. Y con Noah cree que lo ha encontrado. Muy pronto, Noah, Janie y Jerome llamarán a la puerta de una mujer a la que ninguno de ellos conoce y, cuando esa puerta se abra, todas sus preguntas encontrarán respuesta.

Mi crítica

Me llamó la atención la sinopsis de esta novela y por eso quise hacerme con ella. No pasó mucho tiempo hasta que decidí leerla: es algo distinto a lo que suelo escoger y me apetecía salir de mi zona de confort. Una pena que el tiro saliera por la culata. Mi experiencia lectora podría resumirse con la siguiente frase: buen punto de partida, mal desarrollo. 

Desafortunadamente, no soy la única que piensa así, según he podido averiguar por internet. Ya desde un primer momento los personajes no me han resultado cercanos sino todo lo contrario, además de poco creíbles. Ni Noah, ni su madre, ni el doctor Anderson; ninguno de los tres ha logrado captar mi atención más allá de las primeras páginas. Noah es demasiado mimado y consentido, a mi juicio no tiene nada de especial a pesar de que la autora nos lo quiere vender así. Janie es transigente hasta decir basta. El doctor Anderson es un intento de personaje trabajado que se queda en eso, en intento.

La autora no consigue, bajo mi punto de vista, sacar partido de la idea que la sinopsis parece prometer. El modo en que se desarrolla la obra se me antojó plano y poco atractivo incluso teniendo en cuenta que el tema de la reencarnación o vidas pasadas a mi juicio es muy llamativo: resulta difícil imaginar un libro que trate este asunto de un modo tedioso y aburrido. De hecho, considero que puede dar mucho juego con pocos recursos, pero ni siquiera por esas Sharon Guskin realiza un ejercicio pasable.

El estilo narrativo utilizado es sencillo, quizá demasiado. Tampoco ayuda el poco desarrollo psicológico que les dedica a los personajes principales. Por contrario, la jerga médica y las explicaciones pseudo-científicas en las que se apoya para explicar las teorías en las que se basa el fenómeno de vidas pasadas son demasiado abundantes, y opino que no ayudan en nada a la novela.

De hecho, al principio resultan llamativos los párrafos dedicados a explicar distintas evidencias documentadas en torno al tema, supuestos casos reales. Personas que afirmaban acordarse de acontecimientos que de ningún modo podrían haber vivido. Sin embargo, a medida que se suceden a lo largo de la obra resultan reiterativos, ya que todos los casos son en esencia lo mismo. Niños que recuerdan hechos que no han vivido, personas a las que no han conocido, y que sin embargo existen. 

El ritmo me ha resultado lento y no sabría decir si a consecuencia de todo lo anteriormente mencionado o a que la novela es lenta de por sí. Los diálogos no son nada del otro mundo tampoco, y considero que si este punto se hubiera cuidado más, la obra en general se habría visto menos perjudicada. El estilo narrativo es expositivo, con pocas descripciones si obviamos la parte científica que se supone sustenta la trama. 

La autora se carga el poco misterio que puede envolver la trama, no es capaz de mantenerlo, mucho menos de aumentarlo. Esta falta de mimo por los interrogantes que suscita la acción hace que sea difícil tener ganas de continuar leyendo. Todo se desarrolla de un modo tan lineal que resulta descorazonador. Hay pasajes que da la sensación de estar ahí porque sí, como si fueran mero relleno. Sharon Guskin trata de sostener la trama con mucho esfuerzo pero de manera poco cohesionada.

El final me ha parecido bastante peliculero, poco o nada creíble en muchos sentidos. 'El otro hijo' termina siendo demasiado largo para la poca historia que encierra. Estaba deseando terminarlo de modo que este final me ha parecido perfecto porque era lo que estaba deseando que llegara, y no por su calidad o contenido

Conclusión

Si he terminado 'El otro hijo' ha sido únicamente para poder redactar la reseña, y no lo recomiendo bajo ninguna circunstancia o excepción. No voy a volver a leer algo de Sharon Guskin en un futuro a menos que tenga evidencias de que ha mejorado en la mayoría de aspectos que conforma una novela de ficción. 

Opino que 'El otro hijo' no destaca por nada salvo por su mediocridad y quizá esté siendo demasiado dura en mi juicio, pero considero una estafa el hecho de que se parta de una premisa llamativa para que luego todo quede en nada casi desde el principio. Al menos, cuando sucede en el cine, si el espectador sale de la sala antes de los quince primeros minutos se le devuelve el dinero de la entrada. Pero no, esto no pasa en el mundo de los libros.

Valoración: 4/10
¿Recomendada?: No.

domingo, 9 de abril de 2017

El baile de las luciérnagas, Kristin Hannah







Suma de Letras, 2.017
Premios: ninguno.
Precio: 19,90 €
Adquisición: regalo.









La autora

Kristin Hannah es una autora estadounidense nacida en 1.960. Ha ganado numerosos premios. Se graduó de una escuela de leyes en Washington y realizó su práctica en Seattle antes de dedicarse de tiempo completo a la literatura. Vive en Bainbridge Island, Washington, con su esposo y su hijo. Ha publicado una gran cantidad de novelas desde 1.991. Es conocida por sus libros dedicados a la literatura romántica, siendo ganadora de numerosos premios, como el Golden Heart, el Maggie y el National Reader's Choice. Sus últimas novelas traducidas al castellano son 'El ruiseñor' y 'El baile de las luciérnagas'.

Sinopsis

En el caluroso verano de 1.974, Kate Mularkey ha decido aceptar su papel de cero a la izquierda en la vida social de su instituto. Hasta que, para su sorpresa, «la chica más guay del mundo» se muda al otro lado de su calle y quiere ser su amiga. Tully Hart parece tenerlo todo: belleza, inteligencia y ambición. No pueden ser más distintas. Kate, destinada a pasar inadvertida, con una familia cariñosa pero que la avergüenza a cada momento, y Tully, envuelta en glamour y misterio aunque poseedora de un secreto que la está destrozando. Contra todo pronóstico, se hacen inseparables y sellan un pacto para ser mejores amigas para siempre. 

Mi crítica

Quise leer esta novela porque había escuchado muy buenas opiniones sobre ella. Me ha sorprendido gratamente puesto que pensé que iba a gustarme menos. Ha sido una buena experiencia lectora a pesar de que ha habido pasajes no tan buenos, bajo mi punto de vista. En líneas generales sin embargo, me llevo muy buenas sensaciones y se cuela entre lo mejor que he leído en lo que va de año.

'El baile de las luciérnagas' abarca varias décadas, desde los años setenta hasta los primeros años del siglo XXI. En su mayoría, la acción se desarrolla en el estado de Washington, en la ciudad de Seattle. Las protagonistas son Kate y Tully, dos adolescentes que no tienen nada en común y con caracteres muy diferentes. Por diversas circunstancias, terminan volviéndose inseparables.

La novela arranca con Kate y Tully siendo adolescentes. Me chocó mucho el hecho de descubrirme disfrutando de esta etapa de las dos protagonistas ya que suelo huir de las novelas de adolescentes o en los que haya que ponerse en su piel. Es mérito de la autora haber creado situaciones y pasajes interesantes en los que me sentí atrapada, deseando saber más. 

La etapa siguiente, la vida universitaria, confieso que me resultó menos atractiva. Es en su paso a la vida de verdaderas adultas cuando volví a engancharme realmente a la trama. Aquello que se dejaba entrever en las páginas anteriores se hace patente en esta fase y da un nuevo cariz a las vidas de las protagonistas, convirtiendo su relación en algo que da mas juego. 

El lector va siendo testigo de cómo esa amistad va cambiando a medida que pasan los años, al mismo tiempo que las personalidades de cada una de las protagonistas van evolucionando. Obviamente el tema principal de esta novela es la amistad, pero no es el único: también toca otros como la maternidad, las relaciones entre madres e hijas, el amor, y la ansiada conciliación entre carrera profesional y la familia. 

Este último tema me ha resultado especialmente llamativo en la novela, ya que lo trata de un modo muy interesante, a mi juicio. Se escoja un camino u otro (desarrollo profesional o maternidad), siempre va a haber sacrificios que hacer, momentos en los que la insatisfacción hace replantearse las cosas. No se puede tener todo con plenitud. Por ello, hay ocasiones en los que los personajes se sienten perdidos por distintos motivos, a pesar de haber apostado por lo que querían. 

Me han gustado mucho las dos protagonistas, Kate y Tully. Cada una a su manera: cómo evolucionan, sus caracteres, sus aspiraciones, metas y sueños, y cómo van manteniendo esa relación tan estrecha que las une durante años y años. Sin duda Kristin Hannah ha sabido dar vida y mantener el interés del lector por las de sus protagonistas página tras página. Esto es lo mejor de la novela, y considero que es el motivo por el que ha tenido tanto éxito.

He de confesar que las últimas ochenta páginas las leí con el corazón encogido. Kristin Hannah tiene una habilidad especial de la que he oído hablar recientemente, a través de la cual crea una traca final realmente lacrimógena. Es su sello de identidad, por lo visto, y reconozco que no pude evitar que las lágrimas asomaran a mis ojos, por lo que al menos conmigo funciona. La autora pone toda la carne en el asador con esos pasajes tan especiales como emotivos.

Por contradictorio que pueda parecer, disfruté muchísimo de estas últimas páginas. 'El baile de las luciérnagas' es una gran oda a la amistad verdadera, en ocasiones realista y en otras no tanto. Logra plasmar de un modo bastante realista, sin embargo, lo extraña, paradójica y compleja que puede llegar a ser la amistad estrecha entre dos mujeres.

Conclusión

Recomiendo esta novela a todo aquel que se haya sentido atraído por la sinopsis y la reseña. Quizá algún día me anime a leer 'El ruiseñor', pero por el momento no me seduce la idea de que Kristin Hannah me haga llorar de nuevo. 'El baile de las luciérnagas' me ha dejado muy buen sabor de boca. Es conmovedora, apasionante, adjetivos con los que no todos los libros pueden ser calificados.

Valoración: 8,5/10
¿Recomendada?: .

jueves, 6 de abril de 2017

El fruto del baobab, Maite Carranza








Espasa, 2.013
Premios: ninguno.
Precio: 5,95 € en rebajas
Adquisición: librería de segunda mano.








La autora

Maite Carranza es una autora española nacida en Barcelona en 1.958. Escribió su primera novela juvenil en 1.986 y recibió el premio de la Crítica Serra d’Or. En los primeros años de la década de 1.990 había publicado ya una veintena de libros y ganado unos cuantos premios, pero entonces cambió su trabajo de profesora por el de guionista y abandonó circunstancialmente la literatura. En el año 2.004 se lanzó en un ambicioso proyecto de crear una trilogía fantástica de brujas. Fue un éxito de traducciones y ventas. Esto le abrió las puertas de muchos países y le permitió escribir una literatura más realista y más comprometida con la realidad. Fruto de esta nueva iniciativa fueron 'Palabras envenenadas' (2.010), sobre el abuso sexual infantil y 'El fruto de baobab' (2.013) sobre la mutilación genital femenina. 

Sinopsis

Lola, pediatra de treinta y nueve años con una brillante carrera profesional, acaba de romper con su pareja. En los últimos tiempos su deseo de ser madre la ha llevado a cuestionarse el sentido de su vida. En la consulta conoce a Aminata, una gambiana más joven que ella y madre de cuatro hijos. Inmigrante, ama de casa y analfabeta, Aminata es una mujer observadora que rebosa dignidad y que ha empezado a poner en duda los principios y tradiciones en los que ha sido educada, tal vez a causa de sus agrias disputas con Binta, su hija mayor. Binta, una adolescente rebelde y luchadora, ha crecido en España y rechaza de plano la cultura de su familia, que relega a la mujer a un estado de perpetua sumisión. 

Mi crítica

Cuando vi esta novela entre las novedades editoriales hace ya años, el título fue derechito a mi lista de deseos. Tardé bastante tiempo en poder hacerme con el libro, y después se quedó un par de años en mi estantería, pero todo termina llegando. Son varias las razones que me llevaron a leer 'El fruto del baobab'. El principal, que aparece el tema del choque cultural que trae consigo la inmigración: tanto los que vienen como los nativos se enfrentan a los desconocido, generando todo tipo de situaciones muy interesantes a mi juicio, muy aprovechables a nivel argumental. En este caso, el abismo que separa la cultura africana y la occidental es muy acusado.

El otro motivo por el cual me llamó la atención esta novela es que habla de un tema que se puede llegar a considerar tabú: la mutilación genital femenina que se lleva practicando en algunas partes de África desde hace siglos. Intentar comprender desde un punto de vista occidental y moderno cómo una salvajada como esta se permite y forma parte de la cultura de todo un pueblo es uno de los objetivos de Maite Carranza en este libro. 

'El fruto del baobab' presenta una estructura argumental sencilla y resulta fácil de leer en ese aspecto. Hay algunos pasajes un poco duros, pero nada realmente alarmante teniendo el cuenta el tema principal del que parte esta novela. El estilo narrativo está cuidado e invita a seguir leyendo, y en algunos puntos parece más una novela intimista puesto que la trama en ocasiones es eclipsada por los personajes y sus tribulaciones. Por ello, a pesar de que se lee con facilidad, tampoco diría que su ritmo es excesivamente ágil por este motivo.

La novela ciertamente no es que me haya abierto los ojos, ni me ha supuesto una revelación con respecto a tan controvertido tema. Pero, al menos, no ha resultado ser una defensa de esta práctica tildándola de parte de una cultura a respetar, como así me pareció durante algunos pasajes de la novela en su primera mitad. Me ha gustado que Maite Carranza finalmente logre establecer una especie de equilibrio entre dos puntos de vista distintos. Da la sensación de que hace llegar a la misma conclusión tanto al lector como a los personajes principales.

La evolución que presentan las dos protagonistas de la novela salva la obra definitivamente. Las dos figuras africanas, madre e hija, Aminata y Binta, sufren un cambio de mentalidad al reflexionar sobre las tradiciones que a ellas les han sido inculcadas desde un punto de vista diferente. Abren la mente y se percatan de que existe otra manera de vivir. Con cualquier avance en su manera de pensar me habría conformado a nivel argumental, por lo que estoy a grandes rasgos satisfecha no solo por sus progresos, sino por la manera en que discurren hasta llegar a sus propias conclusiones.

Considero que Maite Carranza ha trabajado bastante estos personajes, que por otro lado son los más complejos, y eso se hace notar. Sin embargo, esto resta luz a los personajes locales, en concreto a la doctora Lola Quirós. Este me ha resultado una figura bastante gris, eclipsado como decía por las dos africanas. Lola tiene una evolución mediocre en su arco de personaje y un papel bastante más secundario del que quizá se merecía. 

Además, comparados con los de las otras dos protagonistas, sus cuitas parecen minucias o, dicho de otro modo, problemas primermundistas. Bajo mi punto de vista, no me inspiran pena alguna sus preocupaciones ya que en cierto modo, ella misma se lo ha buscado. Por ello, no he podido empatizar del todo con este personaje. Considero que es uno de los principales puntos negativos que he podido hallar en este libro.

Es un libro eminentemente femenino, ya que no solo habla del asunto de la ablación, sino de la compleja relación entre madres e hijas, de la realización de la mujer, de los anhelos y esperanzas que una pueda albergar, de la sexualidad desde el punto de vista fememino... Obviamente, la aberrante práctica afecta a las mujeres, pero en el fondo todo lo que rodea este tema es mucho más complejo de lo que pueda parecer. El hecho de que se haya venido realizando desde hace siglos como un ritual obedece más a asuntos más triviales que la religión, la cultura o la supuesta ignorancia de las gentes que lo siguen perpetuando. Está estrechamente ligado con el poder y control sobre las mujeres, la sumisión, y la anulación de la sexualidad femeninas con tal de lograr dichos fines. 

Conclusión

Lo recomiendo a quien sienta curiosidad o interés por este controvertido tema. A mi juicio, 'El fruto del baobab' no es una novela que enganche, tampoco una obra que vaya a dejar huella en el lector. Sin embargo, creo que tiene sus puntos positivos, como la sensibilidad que demuestra la autora a la hora de abordar un tema espinoso; o el desarrollo de dos personajes difíciles de llevar, con la complejidad que ello conlleva. Ojalá en la realidad en que vivimos hubiera más mujeres como Binta y Aminata, ojalá que la ablación sea, un día no muy lejano, historia. No sé si volveré a leer algo de Maite Carranza en un futuro. Quizá si la sinopsis me resulta atractiva, a medio o largo plazo volveré a escribir sobre otra de sus novelas. 

Valoración: 6,5/10
¿Recomendada?: .

lunes, 3 de abril de 2017

Como fuego en el hielo, Luz Gabás








Planeta, 2.017
Premios: ninguno.
Precio: 21 €
Adquisición: préstamo.









La autora

Ya presenté a la autora, Luz Gabás, en las reseñas de 'Palmeras en la nieve' y 'Regreso a tu piel'.

Sinopsis

Attua tuvo que ocupar el lugar de su padre y supo que su prometedor futuro se había truncado. Ahora debía regentar las termas que habían sido el sustento de su familia, en una tierra fronteriza a la que el nunca hubiera elegido regresar. Junto al suyo, también se frustro el deseo de Cristela, quien anhelaba una vida a su lado y, además, alejarse de su insoportable rutina en un entorno hostil.

Mi crítica

Este es el tercer libro que leo de Luz Gabás tras el famosísimo 'Palmeras en la nieve' y 'Regreso a tu piel'. Leí la sinopsis de esta nueva publicación y me llamó la atención. Pensé que podría ser una bonita manera de reconciliarme con la autora y así ha sido en muchos sentidos. Porque 'Como fuego en el hielo' no ha sido una lectura en exceso memorable, ni estará en el ranking de los mejores libros del año, pero la experiencia ha sido positiva.

Como fuego en el hielo' es una novela histórica. Cada vez va quedando más claro que a Luz Gabás se le da muy bien este género. En la obra podemos encontrar distintas subtramas, pero la más relevante es la romántica: un amor que se empeña en sobrevivir a las décadas a pesar de las circunstancias adversas que se dan en tiempos revueltos. La trama se desarrolla a mediados del siglo XIX en un pequeño pueblo del Pirineo aragonés.

Desde el principio nada sale a los protagonistas como ellos hubieran deseado. Ya sea debido a elementos externos que escapan a su control, o ya fuese porque toman decisiones equivocadas de las que luego se arrepienten. Terminan viviendo una vida que en muchos aspectos no les hace felices. Y esa es, básicamente, la premisa de la que parte la novela y sobre la que se va construyendo la trama principal.

Si algo puede salir mal, así será. El destino juega muy malas pasadas a casi todos los personajes. Parece, en determinados momentos, que la autora juega de un modo malévolo con los protagonistas, como si se tratara de una especie de dios cruel. Pero al menos, gracias a esto, Luz Gabás logró que sintiera por Attua y Cristela compasión y pena. Esto, lejos se resultar algo negativo, en realidad hizo que me acercara a ambas figuras.

Al contrario de lo que les ha sucedido a muchos lectores, terminé prefiriendo a Attua sobre Cristela. A pesar de que ella es un personaje quizá más complejo y evolucionado en cuanto a altitud de miras, él me resultó más noble, más puro. En general, todos los personajes son fieles a la época en la que les toca vivir. Los valores y convicciones que les han sido inculcados son más fuertes que sus propias aspiraciones, deseos y motivaciones. Esta lucha eterna entre el deber y el querer es lo que determina el destino de los protagonistas. Las distancias que separan ambas cuestiones es lo que les impide alcanzar la felicidad. 

El conexto histórico es uno de los elementos que más brillan en 'Como fuego en el hielo'. Aplaudo que Luz Gabás haya querido ambientar su novela en el Pirineo aragonés, y contar el pequeño instante de prosperidad que se vivió en el área gracias a la moda de las aguas termales y sus poderes de sanación. Sin embargo, considero que la novela realmente destaca por la historia de amor que es el epicentro de todo, es lo que hace que la obra avance a lo largo de las páginas y de las décadas.

El final es predecible en exceso, a mi juicio. Quizá era la mejor alternativa para cerrar la novela vistas las circunstancias. No obstante, también era la vía más sencilla y fácil de todas. Asimismo, considero que ha habido alguna que otra situación predecible y manida a lo largo de la novela que no he terminado de ver con buenos ojos, pero prefiero no especificar para no dar pistas sobre el desarrollo de la trama a quien no haya leído la novela. 

Conclusión

No es una novela que enganche, a mi juicio el ritmo podría ser más ágil aunque no tenga queja respecto al mismo. No puede competir con 'Palmeras en la nieve' y se me hace extraño aunque a la par comprensible que Luz Gabás no sea capaz de superarse a sí misma, y que su mejor obra sea su ópera prima. Sin embargo, se nota que la autora ha encontrado la horma de su zapato en la novela histórica. Se le da bien, lo sabe y se siente cómoda; se ha afianzado en el género y ya debe considerarlo su territorio.

Recomendaría 'Como fuego en el hielo' a los amantes de la novela histórica y romántica. Es una buena opción para pasar el rato, a pesar de que algunos pasajes no sean fáciles de leer. Considero que no es su mejor esfuerzo: debe depurar todavía su técnica en lo que a resolución de subtramas se refiere, ya que no puede recurrir a los deus ex machina como si no costara. Sin embargo, opino que ha mejorado considerablemente la construcción de personajes, comparándolos con los que protagonizan 'Regreso a tu piel' concretamente, y con ello decido quedarme.

Valoración: 7/10
¿Recomendada?: .
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...