domingo, 19 de junio de 2016

Mi nombre es Sei Shonagon, Jan Blensdorf







Alfaguara, 2.004
Premios: ninguno.
Precio: 16,65 €
Adquisición: intercambio.









La autora

No hay disponible demasiada información acerca de Jan Blensdorf en la red. Se sabe que es una autora nacida en Australia, pero que lleva trabajando y viviendo muchos años fuera de su país natal. Actualmente está afincada en Inglaterra. Su novela más conocida, 'Mi nombre es Sei Shonagon' se gestó durante los dos años que estuvo viviendo en Tokio. 

Sinopsis

En la caótica ciudad de Tokio hay una habitación situada sobre una tienda de incienso en la que una misteriosa mujer escucha detrás de un biombo las palabras de cualquier extraño que se acerque hasta ella. Y todos abandonan el lugar extrañamente reconfortados. 

Mi crítica

Esta novela llegó a mi gracias al azar. A través de un intercambio, una persona que conoce bastante bien mis gustos me recomendó 'Mi nombre es Sei Shonagon'. Supuse que acertaría y por ello acepté el envío del libro a cambio de otro. Además, la sinopsis, aunque no me decía gran cosa, parecía al menos tener un punto interesante. Tras algunos meses en la estantería, decidí que sería mi siguiente lectura porque me apetecía leer una novela corta. 

Sin embargo, en ocasiones la longitud de un libro puede ser relativa: novelas de varios cientos de páginas son devoradas en un par de días mientras que otras veces, las lecturas se atragantan. Esto último es lo que lamentablemente me ha sucedido con la novela de Jan Blensdorf. 'Mi nombre es Sei Shonagon' me ha parecido una obra lenta y la trama bastante insulsa, carente de interés bajo mi punto de vista. No me ha llamado para nada la atención el desarrollo de la misma, no he sentido conexión con la protagonista.

A pesar de que la novela está narrada desde una perspectiva original y llamativa, no he conseguido salir de la apatía en la que se sume el lector en las primeras páginas de la obra. Además, considero que es demasiado intimista para mi gusto y que por otro lado no termina de explotar otros temas que podrían dar mucho de sí, como el choque cultural existente entre Estados Unidos y Japón. La protagonista se tiene que enfrentar de manera continua a situaciones que ponen en entredicho su pertenencia a una de las dos culturas, y de hecho es como si realmente no encajase por entero en ninguna.

La historia y ritos japoneses narrados en el libro no me resultaron interesantes, y esto es algo que no suele ocurrirme ya que personalmente, la cultura nipona me llama bastante la atención. La poca acción de la trama y el poco diálogo acentúan el hecho de que el ritmo sea pausado. Es lógico que estas sean las características principales de la novela dada la manera en que comienza, sin embargo, esto no me parece justificación suficiente como para que la lectura se me haya hecho cuesta arriba.

Algo que ya he mencionado es el hecho de que no he podido conectar con la protagonista. Esto es vital en todas las novelas, prácticamente sin excepción. Sin embargo, en 'Mi nombre es Sei Shonagon' es del todo obligatorio, ya que es su visión de las cosas la que impera, y ella es la pieza fundamental de la novela en todo momento, dejando en segundo plano casi todo lo demás. 

El final me ha resultado precipitado, queda poco qué sucede aparte de lo más obvio: me refiero a los sentimientos y a las sensaciones físicas de la protagonista en los momentos que preceden al punto y final. El hecho de que mezcle sus vivencias con sus pensamientos y reflexiones me ha parecido en ciertos momentos algo enrevesado e incluso caótico. No me ha gustado en líneas generales la novela y dudo que vuelva a leer algo de Jan Blensdorf en un futuro. Me consta que a la mayoría de lectores 'Mi nombre es Sei Shonagon' les ha parecido una novela que merece del todo la pena. Sinceramente, yo he tenido una experiencia lectora del todo distinta y no he visto en esta obra nada especial.

Conclusión

Siendo quizá algo más objetiva, no creo que sea un libro recomendable para todo tipo de lectores, pero además tampoco opino que sea un libro recomendable para cualquier momento lector. Jan Blensdorf emplea un tono triste para narrar las vivencias de su protagonista. Quizá sólo aconsejaría su lectura a aquellos que prefieran la novela intimista y a los que no se sientan disuadidos tras leer mi reseña. De hecho, casi todas las críticas de esta obra son favorables, por lo que entiendo que no hay que tener la mía demasiado en cuenta. 

¿Recomendada?: No.

5 comentarios:

  1. Dejándome guiar por tu reseña ahora no me apetece este tipo de lectura intimista y apática.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. A mí me gustan las historias intimistas pero esta novela no me atrae demasiado
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No la conocía. Y por lo que cuentas, no me llama la atención.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Suele gustarme este tipo de lectura... pero no para cualquier momento =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Pues no, no me planteo su lectura. Un beso!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...