domingo, 2 de septiembre de 2012

La dama de Duwisib, Eduardo Garrigues








Martínez Roca, 2.007
Premios: ninguno
Precio: 9,95 € en edición de bolsillo
Adquisición: a través de libroscompartidos.com








"- Ni el mayor de los diamantes que han encontrado tiene la mitad del brillo que la más modesta de esas estrellas. Mientras una piedra preciosa sólo puede lucirse en ciertas ocasiones, el castillo que estamos construyendo se verá a todas horas bajo el cielo estrellado y servirá de faro a los que se pierdan en el desierto".

El autor

Eduardo Garrigues es licenciado en derecho, y además un diplomático que ingresó en el cuerpo en 1.973. Debido a la pasión que siente por la literatura ha podido compaginar su labor diplomática con la escritura
Ha sido jefe de Países del Área del Caribe, consejero en la Representación Permanente de España ante Naciones Unidas, consejero cultural en la embajada en Londres, director general de la Casa de América y embajador en Namibia, Bostwana, Noruega e Islandia, entre otros cargos
También ha compaginado esas labores con el periodismo, siendo articulista para numerosos diarios. Eduardo Garrigues ha recibido numerosos premios y honores en el campo de las letras, destacando el premio Café Gijón al mejor relato corto en 1.961.
'Lluvias de hierba', 'El mal de África' y 'La Dama de Duwisib' son tres de sus novelas más conocidas, todas ambientadas en África

Sinópsis

Jayta Humphreys es la rica heredera de una familia norteamericana, y tras unir su destino al militar de alto rango alemán Hansheinrich von Wolf, se trasladan a Namibia, África, donde fue conocida en la época -principios del siglo XX- como la dama de Duwisib por haber vivido en un castillo de piedra construido en aquel remoto lugar en medio del desierto, en el que tratarán de prosperar criando caballos de pura raza.

Mi crítica

El comienzo de 'La dama de Duwisib' me gustó. Por desgracia, poco más puedo decir a favor de esta novela, y es una pena. La culpa es, sobre todo, del ritmo, excesivamente lento para mi gusto. Además, el personaje principal, Jayta Humphreys no me llegó a convencer nunca del todo. 'La dama de Duwisib'  fue comparada en su día con 'Memorias de África', afirmación con la que no podía estar más en desacuerdo. El continente africano, y poco más tienen en común.
Pero empecemos por el principio.

'La dama de Duwisib' está narrada en primera persona. La encargada no es otra que la rica heredera de una familia norteamericana. Tiene una personalidad extrovertida y unas ideas bastante avanzadas para su tiempo. Sin embargo, nunca llegué a creerme a Jayta Humphreys como personaje. Sus frases están repletas de tópicos, que por ser eso mismo, chirrían. Eduardo Garrigues trata de abordar en su novela la psique femenina desde una perspectiva del todo masculina. Es decir: a mi entender, el autor se ha limitado a imitar el comportamiento y la manera de pensar de una mujer, en lugar de tratar de comprender lo complejo de la feminidad y trasladarlo a su personaje. Seguramente a Eduardo Garrigues le hubiera ido mejor poniendo a un hombre como protagonista, pues sus personajes masculinos están mucho mejor construidos y son más creíbles.

En cambio, el autor sabe recrearse emulando los diferentes paisajes africanos. Las descripciones de ambientes y lugares me parecieron muy, muy buenas. 
La historia que encierra entre sus páginas 'La dama de Duwisib' tampoco tiene desperdicio. Merece la pena ser contada, y es una lástima que la novela no haya llegado a satisfacer mis expectativas, pues contenía muchos de los ingredientes que, a mi juicio, debe tener una obra para que me agrade.

Algo que no me gusta encontrar en las novelas históricas es, precisamente, Historia. Matizando esta lapidaria frase, creo que una obra de este género debe proveer al lector de ciertos datos históricos para que este pueda situarse y comprender mejor por qué los personajes actúan como lo hacen, por poner un ejemplo. 
Lo que no me gusta es encontrar parrafadas y parrafadas de sucesos que acontecieron en el pasado, pues si quisiera leer algo así no leería ficción, más bien un libro de Historia. 

En 'La dama de Duwisib', el contexto histórico es demasiado extenso. La lectura se hace cuesta arriba entre tanta lección de historia. Para sustentar estos datos, se pueden encontrar incluso fotos: de líderes africanos, de los colonos blancos, de paisajes, de los barcos que comerciaban allí... todo ello me resulta curioso, pero nada más. Me gusta apoyarme en las palabras para dejar volar mi imaginación, y reconozco que Eduardo Garrigues parece haber hecho todo lo posible para hacer de la lectura algo atractivo, pero al menos en mi caso no ha funcionado

De todos modos, el principal problema de 'La dama de Duwisib' es el ritmo. Se ve ralentizado por las continuas lecciones de historia que no hacen más que interrumpir la acción. Flaco favor hacen realmente por la trama. Todas las demás cualidades positivas de esta novela (está muy bien escrita, las descripciones son muy destacables...) se ven eclipsadas por esta extraña combinación de ficción y no ficción

A pesar de que la protagonista, Jayta Humphreys, tenga mucho que decir en esta novela, en realidad es como si apenas tuviera peso en la historia que se cuenta. 
'La dama de Duwisib', en realidad, está protagonizada por hombres: hombres que colonizan, hombres que pelean, hombres rebelándose y hombres guerreando. Blancos contra negros y negros contra blancos en una lucha encarnizada por el control de los recursos de la región. 

'La dama de Duwisib' documenta la extrema crueldad con la que los colonos alemanes trataban a los nativos en Namibia. Las condiciones en las que se veían obligados a vivir, despojados de sus tierras, y todo esto hace menos de cien años. No fueron más considerados que los españoles en sudamérica o los ingleses en norteamérica. De hecho, en la novela se insinúa que muchas de las prácticas llevadas a cabo por los colonos alemanes  posteriormente se copiaron en los campos de concentración nazis.

No es mi intención quitarle mérito al autor: se nota el gran trabajo que hay en su novela
Hay horas y horas de dedicación, se percibe en cada página y está documentada de una manera magistral, pero 'La dama de Duwisib' no tiene todo el gancho que podría tener, lo que es una verdadera pena

La novela se me hizo muy, muy cuesta arriba. 'La dama de Duwisib' se basa en hechos reales: hay numerosos documentos incluidos en ella que así lo atestiguan. A mí me hubiera gustado que el autor no se hubiese empeñado con tanto ahínco en demostrar que los acontecimientos incluidos en su novela fueron una realidad. Si quizá se hubiese dejado llevar, o se hubiera apoyado menos en los hechos, el resultado podría haber sido otro.

Debido a una serie de complicaciones amorosas que surgen en la trama, 'La dama de Duwisib' se pone un poco más interesante. No estoy desvelando nada que no aparezca en la contraportada. Para mi gusto, estos enredos llegan un poco tarde, cuando mi interés por la novela había prácticamente muerto. Además, podrían haber dado muchísimo más juego y en mi opinión, ha sido una oportunidad de levantar el interés del lector desaprovechada.

Tampoco ha ayudado a remontar mi interés el hecho de que no haya conectado absolutamente nada con la protagonista. No me interesaban sus buenas noticias ni sus momentos bajos. Me resultaba un personaje muy lejano, tan conservadora en ciertos aspectos y tan liberal en otros. Nunca nos entendimos, a pesar de que Eduardo Garrigues hizo todo lo posible para que el lector la viera con buenos ojos y nos fuera presentada como una mujer de gran corazón. 

El epílogo de 'La dama de Duwisib' es asombrosamente largo: más de cien páginas. El final ni me ha gustado ni me ha disgustado. Debido a todos los elementos que mencioné antes, cuando llegué a las últimas páginas no me importaba cómo acababa la historia: sólo quería que terminara.

Conclusión

Es una auténtica pena que una novela histórica y de aventuras como esta no haya suscitado mi interés. Que su discurrir principal se vea eclipsado por una subtrama, un lío de faldas, es un hecho significativo que indica hasta qué punto la obra se me ha hecho cuesta arriba. No ha sido un valor añadido, complementando las aventuras de Jayta Humphreys, sino más bien un aliciente para no caer en la desesperación y cerrar la novela.

'La dama de Duwisib' es una novela de ilusión y esperanza. La historia de cómo un proyecto muy ambicioso y de gran embergadura se ve truncado sin que nadie pueda hacer nada por evitarlo. Algo parecido le ha pasado a Eduardo Garrigues con 'La dama de Duwisib', me temo
Por supuesto, no la recomiendo.

Valoración: 5,5/10
¿Recomendada?: No.

13 comentarios:

  1. Yo creo que la culpa la tiene la portada. Esa foto es gafe. Leí hace meses 'Isla de Pascua', que tenía esta misma portada y me pasó exactamente lo mismo, que el libro, teniendo muchas posibilidades, al final era un asco... Cada vez que me pasa eso me molesta muchísimo.

    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Tiene cosas que me llaman muchísimo la atención como la época en la que transcurre, el escenario, que sea novela histórica y la detallada ambientación que es algo que me encanta pero luego el ritmo no me convence. La buscaré en ebook o en la biblioteca y quizás me anime a darle una oportunidad
    besos

    ResponderEliminar
  3. Pues mira que en un principio me llamó la atención tanto la portada como la sinopsis pero creo que lo dejaré de lado despues de leer porque a tí no te ha convencido

    ResponderEliminar
  4. Pues otra novela más que dejo pasar. Y eso que el argumento pinta muy bien.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que cuando he empezado a leerte creía que el libro podía ser de mi interés pero ya veo que el fallo final es negativo. Una pena no disfrutar de libros aparentemente buenos.

    ResponderEliminar
  6. Pufff, pues no lo había visto pero leía tu reseña no me pienso acercar a este libro.

    ResponderEliminar
  7. No lo conocía, pero no creo que le dé una oportunidad. Coincido contigo en el tema de los libros históricos, me gusta que nos sitúen, que nos den algunos datos para meternos más en la historia, pero que suelten parrafadas y parrafadas me cansa.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  8. Bueno, generalmente, las comparaciones son muy muy malas... sobretodo cuando el libro -en este caso- con el que se compara nos ha gustado.
    No me suelo fiar mucho de ellas...

    Besotes

    ResponderEliminar
  9. Pues la verdad es que el título es de lo más atractivo, pero si la protagonista no convence, además del resto de "peros" que mencionas, mejor dejarla pasar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Por lo que comentas debería ser más un ensayo que una novela. No se si terminaré leyéndola, pero es más del estilo de mi compi de blog que del mío, así que le dejaré a ella.

    saludos :)

    ResponderEliminar
  11. Pues lo dejo pasar, y mira que me llaman los libros ambientados en África, pero va a ser que no :-) un beso!!

    ResponderEliminar
  12. Hola! qué tal? Acabo de descubrir tu blog, le he estado echando un vistazo y me ha gustado mucho, volveré a visitarlo más a menudo, te mando un abrazote!

    ResponderEliminar
  13. Ya no me atraía mucho y ahora tengo claro que la dejaré pasar..
    Besos,

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...