viernes, 20 de abril de 2012

La mujer de agua, Carmen Rigalt








Planeta, 2.000
Premios: ninguno.
Precio: 6,95 € (edición de bolsillo)
Adquisición: a través de BookMooch










"Del mismo modo que cada cerradura tiene su llave, cada persona tiene su pareja. Márgara creía que Ramón era el hombre que le correspondía desde antes de conocerlo, pero a veces contemplaba la posibilidad de estar equivocada, y eso la aturdía".

La autora

Carmen Rigalt es una escritora catalana nacida en Lérida, en 1.949. Estudió periodismo y empezó a trabajar como columnista en casi todos los grandes periódicos de España. También ha venido colaborando asiduamente con revistas del corazón: es una destacada especialista en la crónica social, y ha participado en numerosos programas y tertulias. 
Su faceta literaria comenzó en 1.996, publicando una ópera prima que pasó sin pena ni gloria. Un año después quedó finalista del premio Planeta con 'Mi corazón que baila con espigas', posiblemente su obra más conocida. Después vino 'La mujer de agua' (2.000), seguida de una serie de ensayos que trataban de diversos temas. Hace tiempo (desde 2.005) que no publica nada nuevo.

Sinópsis

Márgara es una muchacha barcelonesa perdidamente enamorada de Ramón, un hombre bohemio al que no le gustan las ataduras. Tras llevar casados aproximadamente un año, Ramón la abandona, sumiendo a Márgara en una tristeza absoluta. Transcurrido un tiempo Ramón aparece en una ciudad de centroamérica, Xulán, y Márgara decide ir tras él. Le espera un marido que hace años que no ve, un país nuevo, amigos diferentes y un mundo, el europeo, que se desmorona. Sus lágrimas hacen que los indígenas la llamen "la mujer de agua".

Mi crítica

Este es un buen ejemplo de novela que quizá no debí terminar. Desde las primeras páginas supe que no iba a engancharme nada: ni la trama, ni los personajes, ni la prosa... Sin embargo, en lugar de abandonar continué leyendo, no sé exactamente por qué. Pocos puntos positivos he podido encontrar en 'La mujer de agua'. 

Al principio tuve la sensación de que no estaba leyendo una novela sino un relato largo. La historia que Carmen Rigalt cuenta no podía dar más de sí, pensaba yo. A lo largo de las aproximadamente trescientas páginas que contiene 'La mujer de agua' me seguía persiguiendo la idea de que la autora estiraba, como si de un chicle se tratase, un argumento un tanto apurado

El ritmo de 'La mujer de agua' es lento, muy lento, a lo largo de casi toda la novela. Nunca antes había leído algo de Carmen Rigalt, pero su estilo narrativo me recordó muchísimo al de la escritora Ángeles Caso
Desde luego, prefiero a la asturiana mil veces. No sólo porque elige contar historias más interesantes que esta, sino porque sus personajes (sobre todo los femeninos) consiguen llegarme, algo que no puedo decir de la autora catalana.

'La mujer de agua' es una novela triste. Es, sin duda alguna, el mejor adjetivo para definirla. Un halo negro de melancolía invade cada página, contagiando al lector sin que este pueda hacer nada por evitarlo. Esta sensación no se transmite únicamente a través de la trama, sino también por cómo está contada. El estilo narrativo de Carmen Rigalt está cargado de una tristeza implícita que resulta, en ciertos pasajes, hasta deprimente.
Creo que incluso si el argumento fuera más desenfadado, seguiría teniendo esa sensación.

Una vez dejada atrás la primera parte de la novela y comenzada la segunda, mis impresiones fueron todavía más negativas. Lejos de mejorar, cada vez iba encontrando más y más elementos que no me gustabanEn esta segunda parte la protagonista, Márgara, se muda a una ciudad de México con el objetivo de recuperar a su marido. La vida que lleva o, mejor dicho, el modo en que está relatada, me resultó aburridísima

Nada de lo que se narraba ayudaba a avanzar la trama, y, a mi parecer, ni siquiera era interesante. Tras la lectura de 'La mujer de agua' continuó sin quedarme claro si Márgara fue a México para buscar a su marido, o si tan sólo perseguía la idea que tenía de él en su cabeza. El típico caso de una mujer enamorada del amor, y no de una persona. La tragedia se masca en cada página.

En mi opinión, 'La mujer de agua' no tiene nada de original, ni innova, ni el argumento tiene bastante solidez como para dar lugar a una buena novela. Me sorprende que no haya introducido elementos de realismo mágico en la obra, ya que podría haberse solapado con el argumento de modo convincente debido a la naturaleza de la historia, y como resultado, opino que hubiera otorgado mayor profundidad y consistencia a la novela, elevándola, bajo mi punto de vista, a otro nivel.
  

Lo que sí que introduce Carmen Rigalt en 'La mujer de agua' con contundencia es el tema de la muerte, presente a lo largo de toda la novela. Aunque es tratada como un elemento secundario, siempre forma parte, de una manera u otra, en las vidas de los protagonistas, cambiando sus destinos con cada pérdida de un ser querido
Aunque el amor juega un papel primordial en esta obra, es todavía más importante la ausencia, y lo que sucede cuando el amante no está. La espera, la vida sin la persona amada, la esperanza, y finalmente la desilusión.

En definitiva, Carmen Rigalt relata durante casi toda la novela la vida de Márgara en México durante la larga ausencia de su marido, y en lugar de conseguir hacerlo de un modo que resulte interesante para el lector y que haga avanzar la trama al mismo tiempo, en mi opinión consigue justamente el efecto contrario. En contraste, creo que si la novela tiene un punto fuerte es sin duda los diálogos: muy verosímiles y conseguidos. La autora ha sabido pasar del castellano hablado en el norte de España al castellano de México, con sus muletillas, diminutivos y palabras que aquí no se utilizan o que están en desuso. 
Aunque esto parezca una obviedad, muchos autores no se percatan de que no en todos los países se habla igual, a pesar de que compartamos el mismo idioma en este caso.

En el fondo, me da pena la pobre Márgara. Es un personaje soso, poco vistoso, bastante plano y, además, sufre maltrato por parte de la autora de la novela: parece que Carmen Rigalt le haya prohibido ser feliz a "la mujer de agua". Está condenada a vivir en un estado de perpetua tristeza para siempre. 

El final está en consonancia con el resto de la novela. Para colmo, cuando leí el epílogo me enteré de que parte de la historia que se cuenta en 'La mujer de agua' ha sucedido de verdad, algo que no deja de horrorizarme.

Conclusión

A pesar de que Carmen Rigalt escribió una novela famosísima y fácil de encontrar en casi todas las páginas de intercambio de libros (hablo de 'Mi corazón que baila con espigas'), creo que no me voy a animar
'La mujer de agua' cuenta una historia terriblemente triste que se podría haber narrado de otra manera para que no resultara tan melancólica. Lo que se lleva el lector tras leer esta novela es una sensación negativa que no puedo explicar, una especie de vacío que no es agradable. Tras mi experiencia, puedo afirmar que ni la trama, ni los personajes, ni el estilo narrativo de la autora compensan todo ello.
No, no la recomiendo. Por nada del mundo.

Valoración: 4/10
¿Recomendada?: No.

12 comentarios:

  1. Leí 'Mi corazón que baila con espigas' y no me gustó, me pareció una novela más que olvidable. no he vuelto a leer nada de Rigalt, no me han quedado ganas, supongo que como a ti después de este.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. El argumento no me llamaba demasiado y después de leer tu reseña no me voy a animar a leerla, no conocía la obra ni a su autora pero de momento no quiero probar. Sé que es una tontería pero yo soy incapaz de abandonar un libro una vez empezado, creo que siempre piendo que luego igual cambia y me pierdo una gran novela
    besos

    ResponderEliminar
  3. Es que ella misma, es una escritora triste. Y no devería prejunzgarla porque no la he leído, pero si la he visto por televisión muchísimas veces y me resulta de los más aburrida y prepotente. Es algo así como "el que no entienda mis libros, no entiende de literatura".

    Con lo cual, este ni me lo apunto, ni buscaré más reseñas ni nada de nada.

    Besos
    Lupa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que dios me perdone por la tremenda falta de ortografía!!!! Bueno, ha sido más de tipeo que ortográfica.
      Corrijo: Debería, quería escribir debería

      Eliminar
  4. No he leído nada de Rigalt, ni siquiera me interesan sus artículos en prensa, pero vamos, imagino que si me pasa lo que a ti al comenzar la novela, la hubiese dejado al menor mosqueo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Creo que la leí hace años pero fijare que, ni tras leer tu reseña, consigo recordar nada. Señal de que no me gustó.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Vaya... Me apunto tu "anti-recomendación" porque coincidimos bastante y no me gustaría leer una novela tan triste. ¡Gracias por avisarme!

    Un saludito.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta que lo hayas terminado, yo hago igual. Odio dejar los libros a medias, aunque pocas veces cambio de idea, y eso que para mal si que ha cambiado..
    Me pareció un libro que estaba escrito con poca profundidad en los personajes, no llegué a conectar.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. No he leído nada de esta autora ni tenía intención de hacerlo y ahora leído lo leído, ya te imaginas que no entra en mis planes.
    Besos,

    ResponderEliminar
  9. No he leido nada de ella, no descarto hacerlo, pero este desde luego no... Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Pues no me llama especialmente, la verdad... lo dejo pasar!

    Besotes

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...