sábado, 21 de enero de 2012

Martes con mi viejo profesor, Mitch Albom






Maeva, 2.000 (primera edición 1.997)
Premios: ninguno
Adaptación cinematográfica de Thomas Rickman en 1.999
Precio: 9€
Adquisición: a través de BookMooch








"Un testimonio sobre la vida, la amistad y el amor"

El autor

Mitchell "Mitch" Albom nació en 1.958 en Nueva Jersey. Finalizó sus estudios universitarios de sociología aunque nunca ejerció como tal, sino que se propuso perseguir sus sueños y convertirse en músico de clubes nocturnos. Más tarde, descubrió su otra vocación, e ingresó de nuevo en la facultad donde obtuvo el título de periodismo, especializándose en la rama de deportes. Compaginó durante un tiempo su trabajo como músico nocturno con la que finalmente fue su verdadera profesión, escribiendo columnas en diversos periódicos de Nueva York.

Tras haber publicado con mucho éxito libros cuyo tema principal era el deporte, en 1.997 sorprende a muchos con 'Martes con mi viejo profesor'. La primera edición se redujo a una tirada minúscula. Las ventas fueron creciendo lentamente, pero gracias a una breve mención en el conocidísimo programa de Oprah Winfrey las ventas se elevaron de manera considerada, hasta el punto en que el libro pasó a figurar en la lista de más vendidos del New York Times, permaneciendo en dicha lista durante la escalofriante cifra de 205 semanas, convirtiéndose en el libro de memorias más vendido de la historia
Las cifras son las siguientes: catorce millones de copias vendidas, traducción a cuarenta y un idiomas, y la consiguiente adaptación cinematográfica que, dicho sea de paso, ganó cuatro Premios Emmy. 

Sinópsis

Morrie Schwartz, un profesor de sociología retirado, sufre una enfermedad terminal, ELA (esclerosis lateral amiotrófica). Mitch Albom, antiguo alumno de Schwartz, vuelve a entrar en contacto con su viejo profesor al enterarse de la noticia, y le visita en su hogar en Boston cada martes para discutir sobre la vida y la muerte. 
Buscando una manera de pagar las cuantiosas facturas médicas que genera la enfermedad de Schwartz, busca un editor para el libro que está confeccionando sobre sus visitas. Aunque fue rechazado por muchas editoriales, Mitch Albom finalmente logró cumplir su deseo antes de la muerte del profesor. 

Mi crítica

'Martes con mi viejo profesor' no es una novela. Es un libro que recoge el testimonio de una experiencia muy profunda y sobrecogedora por la que ha de pasar una persona noble y muy humana, cuya filosofía de vida es un ejemplo a seguir. Él mismo es un ejemplo a seguir.
Esta obra ha de disfrutarse al mismo tiempo que debe hacer reflexionar. 
Creo que el objetivo final de la misma es que el lector no deje de hacerse preguntas, muchas preguntas. Cuestionándose todo.

Por lo tanto, analizarla o desmenuzarla desde el punto de vista literario no tiene mucho sentido. Los párrafos que me dispongo a redactar no pretenden formar una crítica realmente. Más bien describen el conjunto de sensaciones que me ha dejado este pequeño libro como lectora. 

El estilo de Mitch Albom para narrar sus experiencias con el viejo profesor es depurado, secillo y directo. Emplea frases cortas y un vocabulario accesible. Debido a estas características, lo que consigue es que el lector se centre en lo que cuenta y no en cómo lo cuenta. 

Tenía cierto recelo a la hora de ponerme a leer estas páginas, pensando que tal vez 'Martes con mi viejo profesor' se tratara de uno de esos odiosos libros de autoayuda camuflado en forma de testimonio y bien cargadito de párrafos sensibleros. 
Nada más lejos de la realidad. Mitch Albom se las arregla para contar la historia de su profesor de un modo muy cercano. Se van alternando las viejas historias de Morrie Schwartz con las anécdotas acontecidas durante esos martes tan especiales, y con los diálogos que mantienen alumno y profesor en dichas sesiones sobre temas fundamentales. 

Esta es una historia que, ante todo, quiere enseñar a vivir correctamente.  A invertir el tiempo que le quede a cada uno de la manera más sabia y honesta posible y a afrontar los golpes bajos que todos atravesamos de la manera más valiente de la que seamos capaces. No merece la pena entretenerse con cosas (en el sentido más materialista de la palabra) que en el fondo dejarán, tarde o temprano, la misma sensación de vacío que había antes de hacerse con ellas. 

'Martes con mi viejo profesor', narrada toda en pasado, se escinde en dos etapas: la primera, escrita en letra cursiva y fechada allá por los años setenta, cuando Mitch Albom y el profesor Schwartz se conocen en la facultad de sociología. La segunda, a mitad de los años noventa, cuando el periodista deportivo y su mentor se reencuentran. La obra se divide en capítulos cortos y va saltando indistintamente de una época a la otra. 

En el libro se puede percibir cierto aire nostálgico que lo envuelve como un halo. Cualquier época pasada fue mejor. El mundo de hoy en día se está volviendo loco. Mitch Albom se da cuenta tan sólo leyendo los titulares de los periódicos: niños que matan a otros niños, bebés abandonados, tiroteos en las calles... Y se pregunta, ¿qué es lo que falla?

Quiero resaltar una frase del viejo profesor que me hizo reflexionar

"- Vamos a empezar con esta idea - Dijo Morrie -. Todo el mundo sabe que va a morir, pero nadie se lo cree. Si nos lo creyéramos, haríamos las cosas de otra manera"

Creo que tiene toda la razón del mundo, y que además lo expone de un modo muy simple, mas no por ello deja de ser cierto.

'Martes con mi viejo profesor', en definitiva, nos invita a reflexionar acerca de por qué las personas se sienten tan frustradas hoy en día, tan insatisfechas e infelices con su vida. La respuesta está muy clara a los ojos de Morrie Schwartz: la gente persigue los valores equivocados en un mundo en que todo ha de ser inmediato y donde todo es reemplazable.
Existe mucha autocompasión pero poca compasión por el prójimo

Conclusión

En mi opinión, aquel que lea este libro va a sentir que no todo está bien en su vida, que debe cambiar algo. El planteamiento de los objetivos a perseguir, quizá. Pero eso es lo mejor de la experiencia de leer estas páginas: no sólo invita a la reflexión, invita al cambio. Nunca es demasiado tarde.

'Martes con mi viejo profesor' no es el tipo de obra que suelo leer. Me atraen las novelas y no los libros de testimonios basados en hechos reales. Sin embargo, me alegro mucho de haberla leído. La recomiendo sin lugar a dudas, pues creo que todos podemos aprender de este viejo profesor

Valoración: 7/10
¿Recomendada?: .

5 comentarios:

  1. Yo también me escapo de los libros de autoayuda. Pero por lo que nos cuentas, este esconde algo más. Me encantan las lecturas que me hacen reflexionar. Este sí va a mi lista.
    Saludos
    Lupa

    ResponderEliminar
  2. Es un buen libro, ha pasado sin premios, sin grandes menciones y la calle lo hizo un clásico. Cada año lo leen miles de personas gracias a el boca a boca.
    Así lo descubrí yo y, tengo que reconocer, que también lo he recomendado.
    Besos
    PD: Tampoco me gustan los "Caldos de pollo para el alma"

    ResponderEliminar
  3. He visto bastantes opiniones positivas de este libro y me apetece leerlo, no está en mi lista de inmediatos pero sí quiero darle una oportunidad
    un beso!

    ResponderEliminar
  4. Hola! Gracias por pasarte por mi blog. Te aseguro que he leído Crepúsculo y he leído Medianoche, Crepúsculo es un libro simple que se limita a repetir lo mismo página tras página, ha triunfado por las películas y, sobre todo, por los actores. Medianoche es algo más completo y bastante más divertido, espero que te animes a leerlo!
    El libro de tu entrada me llama bastante la atención, he visto bastantes entradas de él y me gusta mucho el tema que trata ^^
    Bueno, aquí te dejo escrita toda una Biblia JAJAJA x)
    Nos leemos :)

    ResponderEliminar
  5. Me encantaría leerlo. En mi caso, sin necesidad de que un libro me invite a hacerlo, siempre tengo la sensación de que puedo y debo hacer más por este mundo en el que vivimos, aunque es complicado. Sin embargo, saber que hay gente que lo ha hecho, genera la sensación de que apetece conocer el cómo piensan y actúan estas personas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...