viernes, 14 de marzo de 2014

El último verano en Mayfair, Theresa Révay








Ediciones B, 2.012
Premios: ninguno
Precio: 21 € (6,95 € en edición de bolsillo)
Adquisición: rebajas







"Tu abuelo era un nostálgico. Se negaba a admitir que la tierra no era ya una posesión inalterable. Prefirió detener el tiempo en 1.884, considerando que la extensión del derecho a voto era un paso hacia la destrucción del país. Pero el mundo evoluciona. A veces me pregunto qué será de nuestras familias".

La autora

Theresa Révay es una escritora francesa nacida en París en 1.965. Estudió Literatura Francesa en la Sorbona. Durante muchos años trabajó como traductora y colaboradora para varias editoriales francesas. 
Publicó su primera novela histórica, 'Valentine oule temps des adieux', en 2.002. La tercera, 'La loba blanca', que salió en 2008, cosechó un merecido éxito tanto en su país natal como en otros de habla hispana gracias a su apasionante recreación de una época, su rigor histórico y su sensible creación de unos personajes que permanecen en el recuerdo.

Sinopsis

En Londres, a los Rotherfield les apodan los «Admirables». Tienen dinero, poder y prestigio. En el verano de 1.911, los Rotherfield han organizado un baile para su hija Victoria, pero la fiesta se complica cuando desaparece su hermana Evangeline. Su hermano mayor, Julian, la encuentra en la cárcel de un barrio obrero, donde está incubándose una revuelta. El menor de los hermanos, Edward, abrumado por las deudas de juego, se embarca en una carrera de aviones en la que debe vencer al francés Pierre du Forestel, un joven tan seductor y fantasioso como él. Mientras tanto, un inexorable declive amenaza a la aristocracia inglesa y a la vieja nobleza francesa, en los albores de la Primera Guerra Mundial.

Mi crítica

Theresa Révay utiliza el comienzo de la novela para presentar al lector a la mayoría de personajes que irá desfilando por las páginas de 'El último verano en Mayfair'. La familia protagonista, los Rotherfield, pertenece a una larga estirpe de terratenientes británicos que está a punto de ver cómo cambian las tornas en el albor de el siglo XX.

Cada personaje presenta su propia personalidad y gracias a que sus rasgos están tan marcados a lo largo de los pasajes en que intervienen, no tuve ningún problema en distinguirlos. Hasta que la autora no presenta a casi todos no avanza la trama realmente, y eso significa que el lector tendrá que ser paciente.

El hecho de que en una novela el autor esté durante más de cien páginas presentando a sus personajes sin apenas hacer que la trama avance, en mi opinión es una mala estrategia. Esta primera parte de 'El último verano en Mayfair' me terminó cansando un poco, sobre todo al final.
Una vez se supera esta fase, me fui metiendo más en la historia. Los personajes son como peones de ajedrez que van moviéndose en aras de un elemento más importante que ellos mismos: la trama. Su destino está irremediablemente escrito y poco pueden hacer por cambiarlo. Sin embargo, al lector le aguardan algunas sorpresas a lo largo de la lectura y no se podrá dar todo por sentado.

Consideré un acierto el modo en que la autora introduce y desarrolla el tema de los inicios de la aviación en la trama. Aporta un toque original que muchas otras obras ambientadas en la misma época no tienen. En cambio, el estilo narrativo de la autora no me entusiasmó demasiado: bajo mi punto de vista abusa un tanto de las descripciones. Contextualiza y ambienta los pasajes de una manera que se me antoja saturadora. Por otro lado, creo que el punto fuerte de Theresa Révay son los diálogos, sobre todo cuando interactúan dos personajes que no se caen bien, o que directamente se odian.

Además, está la cuestión del número de personajes: en mi opinión, si no hubiera tantos el ritmo hubiese sido más fluido. La autora se empeña en darles a todos un nivel de importancia relativamente parecido, por lo que si se avanza en la historia de determinado personaje, en el siguiente capítulo encontraremos el desarrollo de la subtrama protagonizada por otro, y así sucede durante muchas páginas.

En cuanto a las tramas amorosas, no son ni mucho menos las que más desarrollo presentan, pero sí que ocupan un lugar especial en el devenir de la historia. Lo menciono porque, al igual que otros lectores, pensé que esta obra tendría un componente romántico mucho mayor de lo que finalmente he hallado.

Cuando estalla la primera Guerra Mundial (esta información está presente en la sinopsis) la acción se vuelve mucho más intensa. La fortaleza de los personajes se va a ver puesta a prueba y las decisiones que tomen serán duras, marcando así un antes y un después en cada uno de ellos. Por desgracia, como son tantos los personajes, aunque cada uno de ellos tiene una personalidad definida, nunca tuve la sensación de haber podido conocer sus caracteres en profundidad. Esto se traduce en que no he podido empatizar con ninguno en exceso y me hubiera gustado lo contrario.

En esta fase de la obra es cuando las tramas amorosas bien se materializan finalmente, bien se consolidan, o bien se rompen. Ya sea en Londres o en París, ya sea en las trincheras o en los hogares de los personajes, la guerra está presente en cada página de la novela.

El final es agridulce para todos los personajes: ninguno se libra de perder algo en la guerra. Las mujeres ganan su tan ansiado derecho al voto, pero esta victoria es amarga para toda una generación.
Considero que la novela hubiera sido otra bien distinta si Theresa Révay hubiese dado más protagonismo a May Wharton, la primera aviadora en la historia. Su vida como personaje es en mi opinión la más interesante y la mejor construida de todas las que se congregan en la obra. Este espíritu libre, valiente y decidido, tan adelantado a su época, merecía más atención.

Conclusión

'El último verano en Mayfair' presenta elementos que no me han terminado de convencer y creo haber justificado mis motivos a lo largo de la reseña. Esto me ha impedido disfrutar de la novela al completo. Menos mal que mi opinión sobre Theresa Révay no es ni mucho menos negativa porque tengo otros dos libros escritos por ella esperando en mi estantería: 'Todos los sueños del mundo' y 'Noches blancas de París', de los que hablaré en próximas reseñas.

Recomiendo esta novela a los amantes del género histórico, pero quizá sería conveniente ir con las ideas bien claras sobre lo que uno se va a encontrar entre las páginas de este libro.

¿Recomendada?: .

18 comentarios:

  1. No creo que me anime con él, he visto reseñas buenas y no tan buenas y creo que al final, la dejaré pasar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. No creo que me anime con él, aunque tampoco lo conocía...
    Pero la reseña y la sinopsis me acaba de llamar :D
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. No me llama demasiado la atención, así que no seré yo la que la busque, aunque si cae en mis manos le daré una oportunidad.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  4. Me gusta la novela histórica pero este tipo de historia no tengo claro que me gustará.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Tiene buena pinta, voy a echarle un vistazo a ver si me animo! :)
    Besos,

    ResponderEliminar
  6. Pues yo la tengo en mi estantería esperándome, espero pronto leerla, aunque antes de leer tu reseña he leído algunas y no tengo las expectativas muy altas.Un saludo y gracias por el aporte

    ResponderEliminar
  7. En este caso no me lo llevo, muchas cosillas chirrían :) Besos

    ResponderEliminar
  8. Me llamaba la atención el aire nostálgico del título, pero leída tu reseña, no acaban de convencerme los inconvenientes, por lo que la dejaré pasar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Lo tengo pendiente en la estantería y yo también pensaba que sería más romántica, a ver si coincidimos en opinión. Además no me acordaba que estaba vinculado a la Primera Guerra Mundial y me viene bien para uno de mis retos
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Este no me llama demasiado. Y ya que le has sacado unos peros importantes, creo que lo dejo pasar.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  11. Cien páginas son muchas para presentar a los personajes, la verdad. Aunque sean muchísimos los personajes (lo cual no ayudaría tampoco), suelo perderme cuando los personajes se multiplican como setas. No me llamaba mucho de entrada pero como no te ha convencido (y sí, lo has argumentado) pues le doy respiro a mi lista ;)

    Gracias y besos!

    ResponderEliminar
  12. Es un género que tengo un poco abandonado y soy muy selectiva cuando me acerco a él, asi que este creo que lo dejo pasar. Un beso!

    ResponderEliminar
  13. No me importaría leerlo, aunque si te soy sincera, no está ahora mismo en los libros que tengo que leer sí o sí. Para un futuro no lo descarto.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. He leído opiniones muy similares a la tuya y aunque al final la recomiendas creo que no me haré con ella.

    ResponderEliminar
  15. A mí me gustan los libros en los que abundan los personajes, y sobre todo, en los que están bien caracterizados cada uno de ellos. Punto a favor. Yo creo que me puede llegar a gustar el libro, y lo que cuenta me parece bastante interesante.

    ResponderEliminar
  16. Hello ! I'm afraid I don't speak Spanish and can't answer in your language, but I could read your commentary of my novel. I wanted to thank you very much for having taken the time to sum it up so well. I agree with you that there were probably too many characters in this story, and that the most interesting one was May Wharton, whom I should have developed more.
    But I am glad that inspite of all that, you seemed to enjoy the story. If you find the time to read "Noches blancas de Paris" and its sequel, I hope you will find the stories more fullfilling.
    Greetings from Paris !
    Theresa

    ResponderEliminar
  17. Pues si me lo cruzo no lo rechazaré, pero ahora mismo no está dentro de mis imprescindibles.
    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...