domingo, 8 de mayo de 2016

Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre, Belén Barroso








Espasa, 2.015
Premios: ninguno.
Precio: 19,90 €
Adquisición: intercambio.









La autora

Belén Barroso es una autora nacida en Madrid en 1.970. Después de muy variados colegios, trabajos, casas y muchas lecturas a lo largo de su vida, llegó un punto en que se le ocurrió escribir libros de humor. Así comenzó con su blog: 'Lo que me ahorro en psicoanálisis' en junio de 2.008. Además ha escrito microrrelatos con los que ha quedado finalista en varios concursos y ha ganado algún premio. Así fue como se terminó gestando y publicando, en marzo de 2.015, su ópera prima: 'Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre', que nace de su admiración por la escritora Jane Austen

Sinopsis

Finales del siglo XVIII: la intrépida protagonista de esta novela relata a través de cartas a su amiga Edwina, antigua compañera de colegio, su vida en la mansión campestre de sus padres, donde sus principales ocupaciones son asistir a bailes y meriendas, dar paseos por el campo, recibir y devolver visitas y bordar.

Mi crítica

'Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre' es un libro del que, en su día, escuché buenas críticas. No dudaban por lo general en calificarlo como ameno y entretenido. Debido a ello, en cuanto tuve una oportunidad de hacerme con él, ni me lo pensé. Lo he ido reservando desde entonces hasta hallar la ocasión perfecta para leerlo: entre dos lecturas densas. Definitivamente, esta obra es un entretenimiento ligero que en gran parte cumple las expectativas.

La idea de la que parte podría parecer original, sin embargo no es nueva ni mucho menos. Salvando las distancias, 'El quijote' de Miguel de Cervantes comparte la misma perspectiva. El clásico se basa en la sátira hacia las novelas de caballerías tan de moda en aquella época, y la novela de Belén Barroso se basa en la sátira a Jane Austen y su libro más famoso: 'Orgullo y prejuicio'.

Además, es bastante ácida criticando ciertas costumbres del periodo de la Regencia inglesa que tanto admiramos ciertas lectoras, entre las que me incluyo o no sé si ya decir incluía. Desde mi punto de vista, estas críticas son totalmente acertadas. También aparecen en la obra citas de otras novelas escritas por Jane Austen, pero es 'Orgullo y prejuicio' el pilar en que se sustenta 'Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre'.

El enfoque no es original por lo tanto, pero el estilo narrativo sí que, bajo mi punto de vista, aporta un toque de frescura que le viene muy bien a la obra. La parte negativa es que considero que poco a poco se va apagando hasta desaparecer esa chispa. Esa sensación me ha dado a medida que iba leyendo: entre tanta sátira e ironía se pierden o descuidan otros aspectos fundamentales del libro, como la trama.

La novela se caracteriza por estar narrada en estilo epistolar, capítulos cortos, lenguaje y tono desenfadados... las páginas van quedando atrás sin que uno se dé cuenta, lo que no significa que el ritmo sea ágil o que la acción sea dinámica. Al menos, bajo mi punto de vista. Llega un momento en que no se sabe hacia dónde avanza la trama, quedando por encima la narración de anécdotas que resultan interesantes pero no lo suficiente en ocasiones. Esta etapa, bajo mi punto de vista y por suerte, termina poco después del ecuador de la novela. 

En 'Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre' el lector es testigo de las vivencias de una joven miembro de la nobleza rural inglesa con, efectivamente, demasiado tiempo libre. Es lo que podríamos llamar la anti-heroína perfecta, de manual. Egoísta, corta de miras, malcriada, falsa... con pocos objetivos en la vida más allá de contemplar las horas pasar y encontrar marido en el proceso. Esto es lo que se espera de ella, para eso la han educado. Así, entre bailes, recepciones, reuniones sociales, picnics, cenas y demás, la protagonista va llevando sus horas muertas.

La crítica que Belén Barroso realiza de algunas costumbres sociales de la época es sobre todo explícita, no se anda con sutilezas, más que nada porque no es su estilo. Los demás personajes apenas están dibujados ni tienen peso en el cómputo total de la trama, son más bien utilizados para representar cada estereotipo de aquella época que uno pueda imaginar. Esto, hasta cierto punto me ha gustado y la autora sabe sacar partido a cada elemento que aparece en la obra, pero quizá esperaba algo más de todo ello.

Es cierto que los libros pertenecientes al género de humor no son lo mío y lo reconozco abiertamente. También es cierto que esperaba ver alguna evolución en los personajes aparte de tanta fruslería y frivolidad. Son divertidas de leer en este contexto como las narra Belén Barroso, pero para ser honesta esperaba, como digo, un añadido que no he hallado. En cambio, el final me ha gustado, lo reconozco: la autora finalmente sabe encauzar la novela y bajo mi punto de vista el último tercio de la novela es el que más me ha convencido. 

Conclusión

A pesar de que Belén Barroso se ha inspirado en mi libro favorito para escribir 'Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre', me ha faltado algo para considerar esta una lectura redonda. Quizá una trama más sólida a pesar de que quizá no debería tomármelo demasiado en serio, una protagonista a la que se pudiera tomar un poco más de cariño...

No es una mala elección para abordarla en periodo de vacaciones. Ahora que llega el verano, en dos tardes de playa o piscina habrán hecho pasar un buen rato a cualquiera. La recomiendo a quienes disfruten con este tipo de obras de tono mordaz, irónico y satírico. A quienes busquen una vuelta de tuerca a las obras ambientadas en la Regencia inglesa. A quienes no cumplan estos requisitos, no se la aconsejo.

¿Recomendada?: .

10 comentarios:

  1. No me acaba de convencer para ahora mismo. Pero la tendré en cuenta para esos momentos de desconexión.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. Pues yo me lo pasé en grande con este libro; probablemente sea el libro con el que más me he reído. Y, en mi opinión, no va perdiendo fuelle sino que cada vez es más gracioso. Yo espero que haya una especie de segunda parte
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. A mi me suele ocurrir lo mismo que a ti con los libros de humor, hasta el punto de que los temo porque llega un momento en que pierden fuelle y que lo hagan hacia la mitad, hacen que más de una vez deje de leerlos.

    Me parece muy acertado el símil con El Quijote, porque la idea no es ni más ni menos que la que has contado y mira lo que supo dar de sí. Por ello entiendo que la autora de este haya acertado al escoger tan bien al que criticar, pues para muchos de nosotros fue toda una revelación, pero que también se presta a buenas críticas por el tipo de vida y costumbres de los personajes de Jane Austen. No obstante, tu reseña me ha encantado y te felicito.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Kayena! Un beso

      Eliminar
  4. Me divertí mucho con esta lectura. Me pareció crítica y mordaz y me hizo sonreir cuando la leía y ya es difícil eso en mi, jaja

    Bs.

    ResponderEliminar
  5. Me pasa lo mismo con los libros de humor. Éste lo tenía apuntado porque había visto muy buenas reseñas. Creo que será mejor que baje mis expectativas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. A mí me pareció muy entretenido y eso que los libros de humor tampoco son lo mío, sí que le cogí cariño a la protagonista a pesar de su carácter
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me llama, sobre todo ahora, que estoy leyendo a Austen y me lo estoy pasando en grande con su ironía y su mordacidad de principios del siglo XIX.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  8. A mi, sin embargo, me gustó mucho. No soy de reírme con los libros y este lo consiguió. Tengo ganas de que se anime con la segunda parte
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Le tengo ganas, con el humor soy muy peculiar, pero lo dicho =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...