martes, 9 de abril de 2013

La pintora de Shanghái, Jennifer Cody Epstein






Ediciones B, 2.007
Premios: ninguno
Precio: 19 € (5,95 € en rebajas)
Adquisición: propia








"Yuliang coge la paleta y pinta sobre la rígida primera imagen. Ladea la cabeza y empieza de nuevo. Pinta hasta que la luz de fuera ha desaparecido en el negro cielo. Hasta que los monjes se van a casa y los dolientes se marchan y sólo queda el débil chasquido del marfil de los jugadores".

La autora

Jennifer Cody Epstein es una escritora y periodista norteamericana más conocida por su trabajo en 'La pintora de Shangái' (2.007) que por cualquier otro de sus escritos. En la novela, que ha resultado ser un best-seller internacional, retrata la vida de la pintora china Pan Yuliang.
Además, Jennifer Cody Epstein ha trabajado para medios como el Wall Street Journal o el Chicago Tribune. Además, ha publicado relatos en revistas y antologías.

Sinopsis

Pan Yuliang llegó a ser una de las más talentosas figuras del arte chino del siglo XX. La mujer que hay detrás de los autorretratos desnudos inspirados en Cezanne pasó su adolescencia en un burdel hasta que, finalmente, dará con alguien que le ayude a descubrir a la artista que hay en su interior.

Mi crítica

Al principio, reconozco que me sorprendió el estilo narrativo de la autora: muy lírico y poético. Cuida el texto y lo adorna con cabeza. Ello le otorga una personalidad muy concreta que puede gustar o cansar a largo plazo; en aquel momento no tenía claro dónde posicionarme. Desde el primer momento supe que esas florituras podrían perjudicar seriamente el ritmo de la novela y a pesar de que me equivocaba, no anduve del todo desencaminada. 
El arranque de la novela resultó un poco lento para mi gusto. Jennifer Cody Epstein se concentra mucho en el mundo interior de la protagonista, descuidando bastante, en mi opinión, todo lo demás. Esto se tradujo en que la lectura resultó casi tediosa y lenta.

El comienzo de la nueva vida de la protagonista me recordó a otro: 'Memorias de una geisha', de Arthur Miller. En ambos, la figura principal queda huérfana y es entonces cuando es vendida como mercancía a muy corta edad. En este ambiente femenino en el que recae, se verá obligada a aprender numerosas funciones con el objetivo de contentar a los hombres. A partir de entonces, su identidad cambiará y adoptará otro nombre. En el caso de 'La pintora de Shangái', la autora se esfuerza por hacer ver al lector que simbólicamente, la niña 'muere' y que resurge en su lugar la mujer en que se convertirá con el paso de los años, en otro yo.

Hasta aquí, apenas hubo elementos que llamaran mi atención. No podía dejar de pensar en la cantidad de similitudes y paralelismos que encontraba entre ambas novelas. Lo único que la hacía especial, esa musicalidad poética que caracterizaba el texto, se ve turbada por cierto lenguaje soez que salpica los diálogos. Esto fue algo que me chocó y no me gustó. 

Las páginas de 'La pintora de Shangái' contienen muchos fragmentos de poemas, canciones populares que a mi particularmente no me aportaron gran cosa. La novela empezó a aburrirme de manera alarmante en aquellos momentos. El ritmo, lento. Los diálogos, cargados de conversaciones sobre arte que podrían resultar interesantes, pero que son incompatibles con el avance de la trama.

Me dio la sensación de que Jennifer Cody Epstein había cuidado mucho los detalles en el prólogo y en la introducción para después volverse más descuidada, menos atenta. Algunos pasajes literalmente pienso que sobran, e impiden avanzar a la ya de por sí lenta trama. Sí, es cierto que de vez en cuando se pueden observar pinceladas de ese tono lírico con el que me impresionó al comienzo de la novela, pero sólo sucede en pasajes clave. Pasajes en los que los sentimientos y las emociones son expuestos en carne viva. Son páginas que merecen la pena, y que añaden más leña al fuego: una autora que puede escribir así, ¿por qué no mantiene ese nivel a lo largo de su novela?

Además, creo que el contexto histórico ha sido expuesto de una manera poco atractiva. Tiene mucho más peso al final de la novela que al principio. Siempre tuve la sensación de que era un añadido, como si no formara realmente parte de la obra, como si fuese un mero adorno.

El final me ha dejado bastante indiferente, debo admitir. No he simpatizado demasiado con ningún personaje en particular, mucho menos con la protagonista. No han logrado transmitirme nada, quizá sólo al principio.
Para mi, el sentido del ritmo de la autora es pésimo; los diálogos son o bien muy profundos o muy banales: apenas existe el término medio y la mayoría de las veces son aburridas. 

Conclusión

Esta novela no me ha gustado demasiado. Quise darle una oportunidad pues estaba a buen precio y se trataba de una obra pseudobiográfica que giraba en torno a la figura de una importante pintora. La autora no supo exponer el tema de la pintura de manera interesante, o quizá a mi no me lo pareció. El caso es que no me ha convencido ni 'La pintora de Shangái' en particular, ni la prosa de Jennifer Cody Epstein en particular. Creo que la novela se puede reducir a un par de pasajes bien escritos con originalidad y belleza, pero nada más.

Creo que podría recomendar esta novela a quien le guste mucho el mundo del arte: desde la corriente impresionista hasta el arte de mediados del siglo XX. Curiosamente, los personajes son chinos, pero se habla sobre todo de pintura europea. 
A los demás, no la recomiendo habiendo novelas mejores.

Valoración: 5,5/10
¿Recomendada?: No.

22 comentarios:

  1. No me llevo esta novela...primero me ha echado atrás el ritmo inconstante de como empieza en el prólogo a como sigue pero si encima no le ha sabido sacar bien el jugo al contexto histórico...la dejo pasar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Bueno pues vista tu opinión no creo que vaya a buscarla.

    ResponderEliminar
  3. No conocía el libro, pero veo que tampoco me estaba perdiendo mucho.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Ay, pues la descarto. A mí también me llamó la atención cuando la pusieron a ese precio, pero veo que hice bien al contener mi entusiasmo.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  5. Este libro no lo conocía y sin haber leído ninguna reseña me habría animado con él por la portada y porque parecía una historia de las que a mí me gustan pero una vez visto lo que nos cuentas no me animaré. Creo que lo que menos me ha gustado es lo de las canciones y poemas y es que son cosas que se me hacen muy pesadas en los libros, casi siempre me las acabo saltando
    besos

    ResponderEliminar
  6. Si no la recomiendas lo tengo en cuenta, como dices, habiendo tanta lectura pendiente que promete, mejor no correr riesgos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Ya no me atraía, Azalea, así que mejor que mejor...
    Besines,

    ResponderEliminar
  8. me alegro de haber leído tu reseña porque me había llamado la atención, pero creo que la dejaré pasar ¡gracias!

    ResponderEliminar
  9. Entre que me llamaba poco y tu valoración, mejor no! Beoss

    ResponderEliminar
  10. Pues no me llamaba mucho y después de tu valoración no hay nada que hacer.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Pues hombre, no me llamaba especialmente de antes... pero creo que voy a seguir tu recomendación =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  12. Vaya, pues yo le tenía echado el ojo a su nuevo libro pero después de tu reseña no lo tengo tan claro, menudo chasco. Bss.

    ResponderEliminar
  13. Lo leí hace tiempo porque la sinopsis me parecía interesante. Apenas lo recuerdo, pasó sin pena ni gloria
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Pues leyendo tu reseña lo mejor será que la descarte y mejor porque tengo demasiados libros pendientes.
    Es una pena porque a primera vista sí que me hubiese llamado la atención.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  15. Vaya, pues me has dejado un poco ploff, me había hecho con ella en la edición de bolsillo y después de lo que comentas, seguirá en mi estantería. Besos.

    ResponderEliminar
  16. lo demasiado lírico o poético en un libro me echa para atrás a veces, asi que lo dejo pasar, y más con tu reseña. Un beso!

    ResponderEliminar
  17. No conocía el libro, pero viendo la decepción que te has llevado, como que no me apetece mucho.
    Una pena, porque la historia sí que parecía interesante.

    ResponderEliminar
  18. Yo hallé el libro en inglés, y me ha interesado leerlo porque conocía al personaje por la película realizada por Shuqin Huang y Yimou Zhang en 1994, protagonizada por Gong Li. Además de realizar la lectura del texto original, la vida de Pan Yuliang me parece fascinante. Tu crítica sobre el libro me ha provocado cierta sorpresa por algunas cosas que escribes, como donde dices "Los diálogos, cargados de conversaciones sobre arte que podrían resultar interesantes, pero que son incompatibles con el avance de la trama", como si una novela debiese "marchar" en un sentido tradicional. Lo mismo con lo que pones: "Jennifer Cody Epstein se concentra mucho en el mundo interior de la protagonista, descuidando bastante, en mi opinión, todo lo demás." Creo que no tiene nada de malo que una novela se concentre en el mundo interior del protagonista, ni tiene que responder a lo que se espera de la narrativa comercial, más convencional. Para tratar de comprender a lo que te refieres en tus textos, revisé tu crítica de "El Club de la Buena Estrella", libro que ya conocía, para descubrir que no comparto tu opinión del libro: " Creo que a 'El club de la buena estrella' le falta cohesión, y que el hilo conductor que une toda la trama es demasiado endeble y está mal hilvanado."
    Me gustaría saber qué libro consideras sobresaliente para poder tenerlo de referencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Te responderé a tus cuestiones:

      No es que sea especialmente 'fan' de las novelas 'comerciales' o 'tradicionales' como mencionabas. De hecho, si te pasas por mi blog verás que pongo 'buenas' y 'malas' valoraciones indistintamente del género o del año en que se hayan publicado. Claro está que, como todo el mundo, tengo mis géneros preferidos y ello condiciona mucho la valoración.
      Gran parte de las frases que me mencionas, por no decir la mayoría, están precedidas por las palabras 'en mi opinión', 'considero', 'creo'... esto significa que, vaya por delante siempre, se trata de mi opinión, no de una verdad universal y objetiva. Cuando escojo para leer una novela prefiero que me cuente una historia, y no tanto me hable de otras cuestiones pues si quiero saber más, ya existen otros libros de los que me puedo nutrir. Hablo en este caso que mencionas de la pintura, pero podría ser de cualquier otro tema.
      En cuanto a la novela de Amy Tan, verás, no me gustan los relatos breves, y su novela está básicamente compuesta por cuatro relatos interconectados. Por eso digo que, para ser una novela, en mi opinión el hilo conductor que une a todos los relatos, aquellos elementos que poseen en común, son un tanto endebles o débiles para mi gusto.
      Reitero: estas reseñas son opiniones con las que se puede o no se puede estar de acuerdo y es muy sano y enriquecedor que no todos opinemos lo mismo. Lo malo viene cuando creemos estar en posesión de la verdad absoluta y así lo manifestamos, algo que creo no he hecho en ningún momento.
      ¿Novelas que me gusten? Muchas. Te invito a que des un 'paseo' por el blog para conocer cuáles me han gustado más y por qué.

      Eliminar
    2. Hola! Estoy de acuerdo en que lo que uno escribe en un blog o en cualquier otro lado viene siendo nuestra opinión, que es lo que no comparto con algunas de las cosas que escribiste, por ejemplo, sobre el libro de Amy Tan (ahora que detallas las razones entiendo por qué). Para mí me pareció que la novela no requería que los relatos tuvieran un hilo conductor, digamos, más directo. Finalmente podrían ser cuestiones de gusto personal, como refieres.

      Quizá lo que más me intrigó de tu crítica sobre La Pintora de Shangai fue lo que se lee : "Los diálogos, cargados de conversaciones sobre arte que podrían resultar interesantes, pero que son incompatibles con el avance de la trama". La palabra "incompatible" fue la que me pareció que sugería que si una novela no sigue un camino narrativo muy claro o definido para contar algo entonces no era tan recomendable, que es finalmente lo que ocurre con tu valoración, que muchos de tus lectores acogen desencantándose del libro.

      Debido a que me fue imposible añadir mi identificación en el comentario anterior (problemas con mi navegador), te anexo aquí mi correo:

      aheilner@facebook.com

      Hasta luego.

      Eliminar
  19. Me encantó La Pintora de Shanghai, y la protagonista vive en mi mente ahora, incluso e iniciado a buscar y disfrutar su obra. El contexto tan complejo está bien presentado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que la hayas disfrutado, ojalá yo lo hubiera hecho... sin embargo, no fue así.

      Besos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...